Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

jueves, 20 de julio de 2006

A nice evening in downtown San Jose... con cerveza

Ayer fue una tarde muy agradable: Vinh y yo acabamos el día en Hydration, la cafetería donde solía estudiar para las opos durante tardes y tardes, bebiendo té con perlas de tapioca (para ver imágenes, pinchad aquí:
http://www.jatbar.com/detail.asp?num=549). Allí nos juntamos con Kai, quien nos hablaba de las disyuntivas de qué hacer cuando se jubile en cuatro años que le quedan. Decía que para él, Vietnam no era una opción porque no se sentía ya parte de aquel sitio ni se identificaba con sus gentes, él tan liberal y ellas tan tradicionales. Como siempre, en nuestro caso, un dilema... Baraja Francia como una opción...Entre tanto charlar fue agradable descubrir como dos de las muchas chicas que trabajan allí se acodaban de nosotros y se preguntaban qué había sido de nosotros. Incluso conservan una foto nuestra en una tablón de corcho donde hay otras fotos de otros clientes asiduos. Y es que no en vano, nos dejamos muchas horas y muchos dólares estudiando allí.

Más tarde fuimos a un restaurancillo llamado Sonoma Chicken que hay en downtown San José con la idea de tomar una pizza y una cerveza (si es que a la Heineken se le puede lllamar cerveza) para apaciguar el hambre. Cuál no sería nuestra sorpresa al encontrar a mogollón de gente"acampando" en la calle, y es que por lo visto en verano ahora montan un cine al aire libre en medio del paseo de San Pedro Square (http://www.sanpedrosquare.com/), eso sí, constantemente vigilado por la poli local, no sea que tantas palomitas vayan a hacer que se desmadre el personal. Primero echaron un corto francés muy chulo, y luego toda una película de esas antiguas de Billy Wilder, en inglés, claro, lo cual la hizo mucho más chula (en español no sé si me habría animado a verla). Entre corto y película me fui al restaurante a pedir la pizza. Todos los que trabajan allí son mejicanos, así que, no problem, pedí la pizza en español y tal, pero a la hora de pedir la cerveza... ay madre, la mujer no me entendía. Tras repetirlo varias veces, tuve que optar por decir "beer", a lo cual ella exclamó: "¡Ah! Cerveza" (con su seseo característico). Tampoco me entendía otro chico cuando pregunté que dónde estaba el queso rallado, a lo que él denominaba simplemente queso, ni rallado ni leches. Divertido :)Luego vimos la peli en el patio del restaurante, o al menos buena parte de ella, porque a las diez chapaban el sitio. Muy triste... pero bueno, fue una bonita tarde en el downtown de San Jose, con cerveza incluida.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home