Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

domingo, 1 de octubre de 2006


ESOS LOCOS BAJITOS
(THOSE CRAZY LITTLE SHORTIES)

Lyrics and music by J.M. Serrat

Translation by Coby Lubliner

A menudo los hijos se nos parecen,
así nos dan la primera satisfacción;
ésos que se menean con nuestros gestos,
echando mano a cuanto hay a su alrededor.

Esos locos bajitos que se incorporan
con los ojos abiertos de par en par,
sin respeto al horario ni a las costumbres
y a los que, por su bien, hay que domesticar.

Niño, deja ya de joder con la pelota.
Niño, que eso no se dice,
que eso no se hace, que eso no se toca.

Cargan con nuestros dioses y nuestro idioma,
nuestros rencores y nuestro porvenir.
Por eso nos parece que son de goma
y que les bastan nuestros cuentos para dormir.

Nos empeñamos en dirigir sus vidas
sin saber el oficio y sin vocación.
Les vamos trasmitiendo nuestras frustraciones
con la leche templada y en cada canción.

Niño, deja ya de joder con la pelota.
Niño, que eso no se dice,
que eso no se hace, que eso no se toca.

Nada ni nadie puede impedir que sufran,
que las agujas avancen en el reloj,
que decidan por ellos, que se equivoquen,
que crezcan y que un día nos digan adiós.

Very often our children seem to be like us,
And our first satisfaction that way is found;
The ones that move about as they use our gestures,
And put their little hand into whatever’s around.

Those crazy little shorties that we see sitting
Up with their eyes wide open beneath their hood,
Who don’t respect our schedules or our old habits
And who have to be tamed, yes, for their own good.

Kid, hey, stop fooling with the ball that you are clutching.
Kid, hey, no, you mustn’t say that,
No, you mustn’t do that, no, that’s not for touching.

Our gods and our language are in their system.
Our grudges, our future are theirs to keep.
That’s why they only seem to need us to kiss them
And then to tell them a story to put them to sleep.

We keep on trying to steer their lives, but
We don’t know our job, we just muddle along.
All we do is transmit to them our frustrations
With their glass of warm milk and in every song

Kid, hey, stop fooling with the ball that you are clutching.
Kid, hey, no, you mustn’t say that,
No, you mustn’t do that, no, that’s not for touching.

No one and nothing can prevent their suffering
Or the hands on the clock from going by.
They will make their mistakes when they make decisions,
They’ll grow and then one day they will tell us good-bye

3 Comments:

Blogger Mamiconchi said...

Está bien eso de "translate" estas letras/poesías, para que las conozca la gente. Te puedo poner más de él porque tengo su libro

11:45 a. m.  
Blogger Mamiconchi said...

Se me olvidaba. Esta mañana hemos ido en el bus a Madrid y en la parada se ha subido una mujer negra, creo que africana, con una niñita de pocos días y como para sentarse estaba muy ocupada y hemos hecho comentarios al ver a la niña, se la entregado a tu padre para que se la sostuviera. ¡Qué pena no poderle haber hecho una foto!. La ha cogido muy bien. Tenía una cantidad de pelo ondulado, no rizadito como Dylan que, por cierto ya están aquí.

11:50 a. m.  
Blogger Susana said...

Oh... que tienno!!! Pa haberle hecho una foto! :)

12:04 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home