Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

viernes, 22 de febrero de 2008

Por fin


Por fin ha pasado aquello con lo que ni siquiera soñábamos: a Vinh le han dado la convalidación de su título universitario yankee al de Magisterio-Lengua Extranjera de España. Lo veíamos tan complicado y tan lejano después de expedientes traspapelados, casi tres años de espera y traducciones de expedientes académicos que poco tenían que ver con lo que yo cursé en Madrid... Pero el MEC nos ha devuelto la fe y nos hemos reconciliado con el funcionariado que trabaja para él, con la Administración en general, y con la española en particular.

Ahora mucha gente se aventura a decir o pensar al menos que volveremos mucho antes a España. Mucho me temo que no es así, pues la hipoteca no entiende de homologaciones, tan sólo de plazos que se miden en tiempo y cuantía. Tenemos que ahorrar, vaya. Y además, por mucho que le pese a algunos, ahora no nos queremos ir, quiero decir que no queremos hacerlo todavía. Tras el subidón inicial al recibir la noticia, me di cuenta de que no estoy preparada para dar un salto de esas magnitudes de nuevo. Uno no puede cambiarse de continente como de zapatos, y ahora estamos bien en nuestra casita, en nuestros trabajos, disfrutando de la familia de Vinh por estas tierras y de las amistades que dejamos en el 2005 y de las nuevas que hicimos en el 2006. Pero lo bueno es que ahora la vuelta depende enteramente de nosotros, y la estamos planeando con mucha ilusión, quién sabe si para dentro de 3 años, cuando tengamos que llevar a Sara o Sergio al cole. Vinh no para hablar del título de español como lengua extranjera que quiere conseguir, oposiciones en el 2011... En fin, que esta noticia, desde la prudencia y la paciencia, no podría haber sido acogida con más ilusión de lo que lo ha hecho. Sé que el mismo sentiemiento de no querer irme de casa de mis padres estas navidades pasadas volverá a adueñarse de mí en las siguientes, pues no se me olvida la pena y el cansancio del deambular por medio mundo como un espíritu en pena. Pero tambien sé que aun no ha llegado el momento, y que por ahora, lo que tenemos que hacer es seguir preparando el camino para nuestra vuelta, pasito a pasito, piedra a piedra, para asegurarnos de que, cuando lo recorramos por próxima vez, lo hagamos más seguros y con más garantías.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me alegro ede que esteis felices y de que esteis un poco mas cerquita de lo que queriais. Tambien me alegtro de oirte decir que estas feliz donde estas, porque aunque egoistamente me gustaria teneros aqui me hace ilusion escucharte que estas muy agusto donde estas y eso es lo mas im portante, tu felicidad.
un beso.
Irene.

5:20 a. m.  
Blogger Susana said...

Nos alegra saber que hay quien nos entiende y se alegra de saber que estamos felices. Pero todo llega, y todos volveremos a estar juntos pronto. Non ti preocupare ;-)

10:56 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home