Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

domingo, 3 de febrero de 2008

El final del túnel

¿Qué hay al final del túnel? Quizá una luz, quizá una puerte que se abre. Alicia ya sabe qué es lo que hay, aunque ella ya no puede desandar el camino que recorrió el pasado martes para contárnoslo. Espero que allá donde haya llegado sepa que nos acordamos de ella. Que sepa que recuerdo sus rizos, los mismos que mi madre le planchaba, los mismos que cortaban y les ponían a las muñecas con las que jugaban. Que sepa que sé que ella era la que me llevaba a la guardería en aquel jeep, a lo Carlos Sáiz. Que sepa que la recuerdo sentada en un taburete en la cocina de mi madre, hablando mientras Conchi cocinaba. Que recuerdo su miedo a las serpientes, el día que por error yo hice la comunión en su boda cuando les llevaba las arras. Y que recuerdo con pena la última vez que la vi este mes de enero, porque fue la úlitma vez que la vi con vida. A pesar de ello, esta semana me he reunido en sueños con ella, y se la veía bien, muy tranquila, charlando con mis padres, con Ángel y conmigo. En mis sueños me despedí de ella como me hubiera gustado hacerlo de haber sabido que ya había empezado a caminar hacia el final del túnel.

2 Comments:

Anonymous mamiconchi said...

Pues la última vez que hablé con ella me dijo que habías llamado y que te había dicho lo de las empanadillas de crema.Ese día habíamos estado allí y cuando me iba, volví al comedor y la besé, cosa que no solíamos hacer ni cuando llevábamos algún tiempo sin comunicarnos.
Habíamos hecho planes de preparar en su casa un pulpo a la piedra y raclete, pues quería salir también de ésta y continuar dando guerra (sus palabras).
No puedo llorarla, tengo una rabia contra ¿qué?:¿la vida? ¿lo imposible?.

12:21 p. m.  
Blogger Susana said...

Bueno, mami. No te preocupes que ya lloro yo por las dos, que he salido la más llorona de la familia. Y eso que últimamente no oigo más que desgracias,pero nada, que no me hago inmune, y me sigue afectando todo...
Llamé a Ángel para darle el pésame. Me costó mucho hacerlo, y cuando por fin me decidí, sólo pude dejar un mensaje en el contestador porque no cogieron el teléfono. Mejor así, porque hasta en el mensaje me puse a llorar. Si le ves pronto, dile que llamé, y que tienen un mensaje mío en el contestador.

7:02 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home