Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

domingo, 10 de febrero de 2008

Pulsaciones

Pum-pum, pum-pum, pum-pum. Latía incansable el corazón de nuestro hijo (¡qué fuerte, nuestro hijo!) al vertiginoso ritmo de 150 pulsaciones por minuto. Un latido fuerte y robusto nos tiene embelesados. El pasado viernes Vinh y yo asistimos a lo que por ahora ha sido la prueba más fehaciente de que no estamos solos, de que en cierto modo, ya somos padres. Ese sonido me sigue desde entonces día y noche. Lo escucho en youtube, y me fascina, me sigue fascinando después de haberlo escuchado innumerables veces. Apenas puedo esperar al siguiente ultrasonido, que no vendrá hasta el día 28 de febrero. El terecero, y esperemos que definitivo para saber si tendremos una niña o un niño.
Creo que por fin estoy empezando "come to terms" con la idea de estar embarazada, y por primera vez me siento muy muy feliz de estarlo. Sé que tengo mucha suerte, y que desde el primer momento debería probablemente haber sentido esa felicidad que ahora lo inunda todo, pero no era así. Eso me hacía sentirme culpable y confundida. Supongo que no me lo terminaba de creer. Pero ahora, a pesar de que tenga miedo ante lo desconocido que tengo que afrontar en los próximos meses, la ilusión puede a todos los demás sentimientos. Cómo no estar feliz, si tengo dos corazones latiendo dentro de mí. Qué fuerte.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

yo creo que has estado contenta desde el principio pero ahora mas...
acuerdate en navidad cuando se nos caia la baba con la ropita y con las cositas del bebe.
lo que te pasa es que ahora estas aun mas contenta y ya te has dado cuenta de lo que realmente te viene.
me alegro mucho de que seas feliz.
un besazo.
ireniya.

12:57 p. m.  
Blogger Susana said...

Puede que tengas razón y siempre haya estado contenta. No sé, en España casi que me hacía más ilusión el ver la ilusión (valga la redunancia) que le hacía al resto de la gente, a todos vosotros.
De cualquier manera, ahora es cierto que me hace mucha ilusión, y no puedo pensar en otra cosa, ni dejar de tocarme la tripa como si fuera un amuleto de la buena suerte.
Espero que algún día sientas lo mismo, que sé que quieres, y que seas igual de feliz.

6:50 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home