Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

viernes, 5 de octubre de 2007

Dos rayitas

6:00 am. 5 de octubre. Me caigo se sueño, pero me arrastro afuera de la cama. La incertidumbre puede al sueño y me lleva al baño. Abro el paquete. Casi no atino, pero al final lo consigo. Espero tres minutos de vuelta en la cama, aun calentita, mirando y despertando a Vinh. Pasan los tres minutos y salto de la cama de nuevo. Yo sólo veo una raya. Bueno, otra vez será. Pasamos cinco minutos más entre las sábanas. Vuelvo al baño, esta vez dispuesta ducharme y a ponerme en marcha para el día en el cole que me espera. Le echo un último vistazo a la prueba. ¿Dos rayitas? ¿Vinh, tú también ves dos rayitas? Síííííí, son dos rayitas. Ay, mi madre, que vamos a ser mamá y papá. Bueno, todo a su tiempo. De momento a llamar a mis padres y a desayunar corriendo, que a pesar de las dos rayitas, tenemos que trabajar. España contesta a mi llamada. La primera en saberlo, Conchi, feliz, riéndose. El segundo, mi padre, un poco anonadado, creo yo. La tercera, la abuela Juliana, que entre sollozos me confiesa que pensaba que no viviría para oir esta noticia.
8:00 de la tarde. Entro en la habitación. El test sigue en la mesilla, donde lo dejé, igual que las dos rayas, rositas, inamovibles, como nuestras caras de alegría e incredulidad durante todo el día. Bienvenido, bicho.

2 Comments:

Blogger maria said...

enhorabuena!!!!!!!!!!!!!!no te conozco pero leyendo tu blog me acordé tanto de mi aventura en California y de mi aventura materna; yo nunca vi dos rayitas, ví a una psicologa y a una trabajadora social que me dieron el "aprobado" para ser mamá y luego vi muchos papeles :en español,en ruso,con certificados de la Haya y luego vi como mis ilusiones se apagaban después de 1 año,2 años,3 años y el 4º cuando había comprendido que ser madre no era mi destino,apareció mi hija: 5 años,de Riazan ¡lo mejor de mi vida! Ahora tengo una pequeña de 9 años con la que me enfado casi a diarion pero también me achucho a diario y nos damos miles de besos y me dice "eres mi mamá favorita" y a la que he dedicado un cuento sobre "familias no convencionales" y que espero de mayor le haga mucha ilusión. ¡Me falta el árbol! (¿vale con las plantas de la terraza?) ENHORABUENA DE NUEVO

6:52 a. m.  
Blogger Susana said...

Muchas gracias, Maria.
Si quieres "charlar", por email es mas facil. Tu ya tienes el mio, pero yo no tengo el tuyo.

Saludos!

Susana

10:23 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home