Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

lunes, 3 de diciembre de 2007

Campana y se acabó

Las maletas adornan ya, aunque de forma alborotada, la habitación. Los regalos se agolpan a modo de tetris intentando que no quede ningún resquicio en el equipaje de mano.
Los niños están impacientes. Los días en el cole pasan entre ensayos de villancicos, cartas a Santa y una mirada al reloj que le implora que corra más, y al calendario otra de reojo, suplicando que el momento de tachar otro número no se demore demasiado.
Cada año sucede igual. Es la útlima campanada, el coletazo del año que se va para no volver. Un 2007 del que me despido medio despechada, medio agradecida.
Ha sido muy agridulce, y hacer balance no es fácil: alquilar el piso, como el niño que no se quiere tomar la medicina pero que en el fondo sabe que es buena para él. La muerte que lo ha teñido todo en la vida de muchos, pero que promete etapas venideras más alagüeñas. La vida que empieza a crecer dentro de mí. El re-encuentro con la familia. La pena de saber que no volveré a Madrid hasta casi el 2009 tras estas vacaciones. La alegría de volver a San José, y la pena de estar aun en EEUU.


Sólo me queda pedirle al 2008 lo que siempre pido cada final de año: que el que está por entrar no sea peor que el que se va.


Feliz año a todos.

2 Comments:

Blogger Maite said...

Supongo que así es la vida, llena de sabores y sinsabores. Yo también le pido algo al año que va a entrar: un poco de tranquilidad, por favor.

9:26 a. m.  
Blogger Susana said...

Pues eso, tranquilidad y bonanza, que estamos un poco faltos de eso por estos lares.

9:20 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home