Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

miércoles, 5 de marzo de 2008

Baby Registry

Aquí en América, como no podía ser de otra manera por ser la sociedad reina del consumo en el mundo, hacen una cosa muy práctica: un baby registry, que viene siendo poco más o menos lo mismo que las listas de boda de El Corte Inglés en España. Es tan fácil y cómodo que lo puedes hacer desde casa a través del ordenador: miras páginas tales como las de BabiesRUs, les das tus datos y te pones a comprar, pero sin comprar: creas una lista de cosas que te gustaría recibir cuando tu niño/a nace. Los amigos pueden ir a la tienda a comprar o hacerlo también cómodamente desde sus casas. El caso es que llegado el día, esos mismos amigos te hacen una fiesta, a la que llaman "baby shower". No se dedica uno a darle una ducha al niño, aunque el nombre de la celebración puerda sugerirlo, sino que se trata de una "quedada" en la que las participantes (normalmente mujeres) participan en distintos juegos que giran en torno a la maternidad y en la que la homenajeada y su retoño reciben regalos y más regalos. La verdad es que una vez que uno escarba un poquito y empieza a averiguar todo lo que se necesita (o las tiendas se empeñan en hacenos creer que se necesita), y todo lo que eso cuesta, se siente aliviado de tener al bebé en este país de hermosas costumbres que sirven para paliar los costes y que encima lo hacen de una manera tan amena como es una fiesta con amigas.
La mayoría de las futuras mamás y sus parejas suelen empezar a hacer la lista en el tercer trimestre del embarazo. Yo, como me gusta ser organizada y además estoy tan contenta e ilusionada, me he adelantado y ya he empezado a hacer mis primeras incursiones en este jaleo, y me alegro de haber empezado tan pronto, porque es abrumante. A pesar de que en las páginas web tienen atajos y trampillas para los que no sabemos por dónde empezar, la oferta de productos es tan variada que uno no sabe si coger baja maternal o trabajar en dos lugares para poderse costear todo lo que la tienda ofrece. Yo he optado por una de estas trampas (productos incluídos más veces en otras listas), y he ido depurando mi búsqueda a veces por rangos de precio, otras por "niña" (excluyendo las cositas de niño)... y aún así, no veo cómo voy a dejar algo fuera. ¿Cómo privar a Sara de todas las lindeces, que además de monas parecen indispensables para que el bebé pueda sobrevivir las primeras semanas.

2 Comments:

Blogger Maite said...

Es toda un industria, Susana. Si quieres, yo me ofrezco a hacer la lista contigo porque hay muchas cosas que, en realidad, no sirven para nada. Eso sí, pañales, cuna, pijamas y una manta: indispensables. Y si luego le quieres añadir esa ropa tan mona que hay, nunca está de más.

8:00 a. m.  
Blogger Susana said...

Ok-It's a date, aunque no sepamos cuando con estas vidas tan ajetreadas y ocupadas que llevamos. Puedes buscarme en BabiesRUs y en Target y mirar lo que he puesto de momento (no te asustes, que solo uno de los juegos de cuna será elegido).

8:21 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home